Cómo ser el viajero perfecto

Cómo ser el viajero perfecto

Cómo ser el viajero perfecto

 

Cada vez más gente se embarca en viajes más lejanos a lugares hasta ahora reservados a los viajeros más aventurados.

 

Con un poco de riesgo personal y mucho de sentido común puedes ser un viajero perfecto. Aquí tienes algunas ideas.

Planea con tiempo, pero no demasiado

Deja algo a la improvisación. Está bien saber a dónde vas, las condiciones de entrada al país, el tiempo que hace, ... Pero no hace falta tener todo bajo control, deja que las cosas sucedan y disfruta de cada momento.

Las guías de viaje son una orientación, no un libro de instrucciones.

Haz tu maleta inteligente

Pon en tu maleta lo que realmente necesitas. A veces sólo necesitarás el equipaje de mano, porque podrás ir comprando lo que necesites durante el viaje y dárselo a alguien antes de tu regreso.

Esto te permitirá salir del aeropuerto y empezar a explorar.

Aprende algunas palabras en el idioma local

Tómate el tiempo y el esfuerzo para practicar algunas frases básicas de cortesía: por favor, gracias, hola y adiós. A menudo esto te dará una conexión más fuerte con los lugareños y hará que tu viaje sea aún más gratificante.

Respeta la cultura local

Un viajero amplía su visión del mundo y se expone a cosas que nunca ha imaginado, ya sea nuevos alimentos, rituales o comportamientos.

No importa si estás de acuerdo o no: respétalos, es la forma de vida de la comunidad que vas a visitar.

Olvida la tecnología, si no ayuda

Hay muchas aplicaciones que pueden mejorar tu viaje: guías, idiomas , fotografía, ... Úsalas de manera inteligente y apaga el móvil cuando no sea necesario.

Disfrutarás de lo que sucede delante tuyo.

Participa en las tradiciones locales

Es mucho más divertido involucrarse que ser un mero espectador. Si lo pides con educación y respeto, la gente te permitirá formar parte de sus vidas por un día.

Deja la vergüenza en casa.

Haz nuevos amigos

Si eres un viajero solitario, esto es aún más importante, pero se aplica a cualquier persona que explora un país extranjero. Las amistades de viaje son distintas a cualquier otra, porque sabes que acabarán (o no) al llegar a casa.

Decide si quieres conocer gente nueva, o tener unas solitarias y aburridas vacaciones.

Mira el lado positivo

Tarde o temprano tendrás un imprevisto o algo saldrá mal: quizás pierdas un vuelo o una tormenta impida una excursión.

Tómalo con calma y mira el lado positivo.

 

Seguro que puedes adoptar algunas de estas cualidades: tus compañeros de viaje y tú mismo, estarán agradecidos de haberlo hecho.

 

¡Buen viaje!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *